jueves, 18 de enero de 2018

ALGO VA MAL



De mis lecturas: Algo va mal.
“Sabemos qué cuestan las cosas, pero no tenemos ni idea de lo que valen" (p.17) 
"Si no podemos confiar en que los banqueros actúen con honestidad, ni en que los agentes hipotecarios digan la verdad sobre sus préstamos, ni en que los reguladores públicos denuncien a los hombres deshonestos, el propio capitalismo acabará paralizándose" (p.49)  
"¿Cómo podemos enmendar el haber educado a una generación obsesionada con la búsqueda de la riqueza e indiferente a tantas otras cosas?" (p.50) 
"La libertad es la libertad. Pero si conduce a la desigualdad, la pobreza y el cinismo deberíamos decirlo con claridad en vez de ocultarlo bajo la alfombra en nombre del triunfo de la libertad sobre la opresión"(p.143) 
"Tendremos que plantearnos de nuevo los eternos interrogantes, pero estar abiertos a respuestas diferentes" (148). Tony Judt: ALGO VA MAL. Editorial Taurus, 2011.

viernes, 12 de enero de 2018

COMPARTINT SENTIMENTS


De emociones y experiencias.  

Hace ya dos meses mi amigo José María Jordán, de Llìria, me obsequió a raíz de una conferencia que di en el Aula de Cultura, con un libro que acababa de ser publicado. En él  se recogían artículos suyos y  poemas de Carles subiela a quien todavía no conozco. Estos días navideños he podido leerlo y de verdad me he llevado una muy grata sorpresa. 

El libro está escrito al alimón, por dos colaboradores con que desarrollan con empeño esa empresa tan noble de ofrecer cultura y convivencia a la gente con inquietudes de Llìria. En el sencillo volumen se alternan artículos en prosa escritos por José María y poemas de Carles Subiela. Ambos, según dice el prólogo, se publicaron previamente en el periódico digital “La Veu de Llìria”. Su título completo es “Compartint sentiments”/ Reflexions i versos a l’aire”.

Pero no he dar más explicaciones: se trata más bien de dar cuenta de las gratísimas impresiones que me ha procurado. En sus páginas fluyen las serenas experiencias y bellas emociones de dos personas con una gran sensibilidad humana, civil y social. Las paginas en prosa rebosan intimidad y equilibrio, como si se tomaran de un diario personal. De todo hablan: viajes, lecturas, paisajes, recuerdos. Los versos de Carlos Subiela son serenos, de métrica nerviosa y breve y cadencia peculiar, donde los temas de la antigüedad y los modernos se compenetran, incluso glosando con sensibilidad espiritual algunos pasajes del Evangelio.

“Compartint sentiments” es pues un libro sencillo y a la vez dotado de lúcida visión y exquisita emotividad que ha provocado que yo también comparta con los autores esos mismos sentimientos.  Lo edita el “Centre Públic de Formació de Persones Adultes de Llìria”.

miércoles, 3 de enero de 2018

UNA VERGÜENZA NACIONAL



Cuando llegan días de fiestas multitudinarias y que se celebran en toda la nación, los medios de comunicación -especialmente la televisión- parece que se quedan sin noticias. La sequía informativa se suele cubrir con noticias bastante banales y repetidas. Nochevieja y Año Nuevo con la desbordante alegría de las plazas llenas de gente enloquecida celebrando el evento. 

Esta vez no ha sido así, sino que el lamentable y trágico caso de hallazgo de los restos de Diana Quer después de la captura de su asesino han dado mucho de sí. Demasiado. Era un suceso que había provocado gran alarma social que desde el principio con mucho sensacionalismo y morbo, los medios de comunicación han sabido explotar. No diré que a mí no me ha dejado de indiferente;  lo he seguido con gran interés, sobre todo en lo que respecta a las pesquisas, rastreos, investigaciones que la Guardia Civil realizó. El desarrollo de los hechos, desde luego, constituye una verdadera relato de intriga y de horror.

Pero lo que a mí me ha indignado, y supongo que a muchos más, es el tratamiento que los medios han dado a tan tristes y luctuosos sucesos, cuando, buscando las exclusivas y alimentando intereses de audiencias que buscan el morbo, entran en la intimidad de las víctimas, sean afines a la muchacha asesinada, sean parientes del asesino. De ellas recogen declaraciones, casi obscenas, sobrecogedoras, que atentan a la misma dignidad humana, acongojan y provocan verdadera vergüenza ajena.

Anoche mismo yo me retiraba espantado, irritado y avergonzado por las imágenes que mostraba "TVE-24 Horas" de la madre de triste acusado del espantoso crimen, que afirmaba "que su hijo era un asesino, que era un monstruo". Todo el dolor y vergüenza de una madre expuesto ante millones de espectadores. ¡Que mal me sentí! Lo peor es que eso no lo mostraba luego Telecinco o La sexta, cuya calaña conocemos, sino la misma televisión del Estado.

martes, 2 de enero de 2018

¡FELIZ AÑO NUEVO!





Tu Libro de la Vida con la pagina número 2018 en blanco: 
¡inspirado por Dios, escribe con pasión y libertad en ella!
Un deseo de tu amigo José Luis.