domingo, 18 de febrero de 2018

LA BUENA NOTICIA DE MI DOMINGO



Ser tentado es propio de seres humanos. Jesús de Nazareth, que  era totalmente humano, "pese a su condición de Dios", tuvo que ser también tentado no sólo en el desierto sino en cualquier momento de la vida. Cuando era joven, en su edad adulta e  incluso en las últimas horas de su vida sintió la garra de la tentación, es decir de desear "escaquearse" y  no cumplir lo que Dios le pedía. Él venció no "por su cara bonita", es decir por ser Dios sino porque unido fuertemente a éste en la oración, en la austeridad y en la escucha de la palabra de Dios, no permitió que nada le separara de él.


Y aquí estoy yo también asediado por la tentación (con ocasiones pequeñas o grandes) y muchas veces sin acudir por pereza, desidia y comodidad a los medios y recursos para vencerla. 
Así que este domingo me reconforta la buena noticia de saber que el buen Jesús también sufrió tentaciones y me anima a poder vencerlas: con la oración, con el ayuno (o sea con la austeridad de vida), con la escucha de la palabra de Dios.

"¡Tiempos difíciles, tiempos terribles!", dicen algunos. Y sin embargo, el tiempo somos nosotros. Como seamos, así será nuestro tiempo".(San Agustín)

jueves, 15 de febrero de 2018

LO DE OXFAM, ¡VAYA PALO!


De entre la muchedumbre de ONGs con las que uno tiene contactos, hay algunas en las que crees firmemente. No suelen estar lideradas por esa gente guapa y famosa que parece hacer penitencia por sus excesos sentimentales y vidas de lujo patrocinando una organización filantrópica. Yo siempre aconsejo a la gente que derive sus limosnas a algunas ONGs, en vez de entregarlas a algún pedigüeño profesional que anda por la calle.  Es verdad,  dar  una limosna al mendigo de la esquina puede momentáneamente reconfortar a tu a veces mala conciencia, pero ese no es el camino… Las ONGs nos ayudan a cumplir en parte nuestro deber como humanos, (y si eres cristiano, aún más) de ser solidarios. Entre estas organizaciones, mi confianza están  puesta en  Manos Unidas,  Cáritas y alguna más y entre ellas, Oxfam. 

Hasta que un escándalo las hunda en el desprestigio o los borre del mapa de bienhechores de la humanidad.

Por eso, lo de OXFAM, ¡vaya palo! He colaborado muchas veces con OXFAM Intermon que siempre ha tenido para mi un cierto prestigio no sé si porque lo llevaban los jesuitas. Ahora con las denuncias y detenciones de algunos de sus presidentes, por encubrir actividades sexuales, el escándalo se ha montado y se me ha caído el alma a los pies.


¿Cómo reaccionar entonces,? Está claro que el castigo que se merece los sinvergüenzas que se aprovechan de la buena voluntad de la gente debe ser ejemplar el ineludible. Pero, hay que pensar también que quién es el que pierde más, si uno retira totalmente la confianza. Está claro que son aquellos a los que el mundo y la sociedad opulenta les ha quitado todo: los desposeídos, los pobres. Así que, sabiendo lo que la mano derecha  hace y hasta se entere tu mano izquierda, hay que seguir colaborando y apoyando a todo el esfuerzo que procuran hacer las ONGs para construir un mundo mejor.

miércoles, 14 de febrero de 2018

UN SAN VALENTÍN CENICIENTO



Hoy, 14 de febrero, el calendario eclesiástico y el civil han hecho coincidir la fiesta de San Valentín y el Miércoles de Ceniza con el Día de los Enamorados. Aquí en la ciudad de Valencia la mañana también ha salido gris, ventosa y cenicienta aunque pienso que a mitad del día alumbrará un poquito el sol que expresará lógicamente la ilusión y la alegría de los enamorados y de los que también creemos en el amor.

San Valentín ha coincidido pues con el Miércoles de Ceniza,  inicio de la Cuaresma periodo de tiempo que nos sugiere cierta tristeza y melancolía. Aunque no hagamos ningún exceso -ya ha pasado el carnaval- viene el tiempo de austeridad. Lógicamente los no muy creyentes ni se enteran y los que intentamos serlo menguamos la severidad de este tiempo con los mínimos legales establecidos por la Iglesia: eso del ayuno y la abstinencia que se convierten en “sacrificios” de risa.


Pero todo es compatible: feliz día de San Valentín pues, que  hay que celebrarlo con alegría y entusiasmo los que tengáis pareja. Feliz entrada en la Cuaresma que también hay que celebrarlo con sosiego y gozo, puesto que es una buena oportunidad para cambiar y para mejorar muchas cosas de nuestra vida. Y ya se sabe que todo lo que va a mejor… nos hace mas felices.

RUMOR DE SABLES EN LA SEMANA SANTA MARINERA



     Anoche mismo leí en el periódico Levante EMV en su edición digital que el secretario general de la Semana Santa Marinera había dimitido por estar en desacuerdo con la actitud del prior con respecto a la relación de éste con la Junta parroquial de la Semana Santa de la Parroquia de Santa María del Mar. Aunque no me cuadra del todo esto, la lectura de la noticia me entristeció y me corroboró algo que a esa tradición de los pueblos del marítimo no le conviene, le hace daño y es una vez más, como tirar piedras a su propio tejado: salir en los papeles.


Es muy natural y hasta conveniente que haya enfrentamientos entre los distintos puntos de vista que se realizan sobre un asunto (aquí, la Semana Santa) que todos aman, sienten, les ayuda a vivir su fe de creyentes en Jesús de Nazareth, el Resucitado, pero que también, les preocupa y puede contrastarse en diferentes opiniones. Los sables y desacuerdos no deben hacer saltar la sangre sino que con el diálogo y la tolerancia, se ha de que crear un ámbito positivo para solucionar los problemas, ¡por muy grandes que sean!


Lo cierto es que dar publicidad a esas tensiones que pueden ser simplemente internas, no favorece en absoluto la solución de los problemas que una entidad tan grande como la Semana Santa Marinera puede padecer.

lunes, 12 de febrero de 2018

HASTA EL MOÑO... DE CATALUÑA.


No quiero quitarle gravedad al asunto: Cataluña y el "procés" es algo muy grave y serio que tenemos que afrontar los que no hemos sido inoculados con el virus del nacionalismo y del independentismo. Pero aquí, un servidor, siempre paciente y tolerante, manifiesta que está harto, harto, harto de toda esta monserga. En verdad que ya casi ni yo mismo me entiendo pese a que sigo todo con bastante fidelidad a través de, sobre todo, la prensa escrita.
Da la sensación que este grupo fanático de catalanes, inasequibles al desaliento, están siempre huyendo hacia adelante y  constantemente poniendo palos a las ruedas del carro para el camino hacia adelante al que el sentido común y la humanidad tienden: sentirnos  todos miembros de la familia humana, prescindiendo de banderitas y fronteras.

¡Políticos: ponernos de acuerdo y actuar!

Me viene a la memoria ahora una cita leída del gran escritor Josep Pla, (al que muchos tachan de franquista y traidor a Cataluña): "El ciudadano catalán es un fugitivo, huye hacia otras culturas, se extranjeriza, se destruye; huye intelectual y moralmente. Unas veces parece cobarde y otras un sombrío orgulloso; unas veces parece sufrir de manía persecutoria y otras de chulería".

domingo, 11 de febrero de 2018

LA BUENA NOTICIA DE MI DOMINGO: SOY UN LEPROSO.


Límpiame, Señor,
esta lepra
que se me pega

a la piel, a la entraña,
a la memoria.

Sana la herida del odio
que vuelve enemigo al hermano.
Vacía las sacas de codicia
que me encadenan a un cofre
de espejismos.
Cúrame del miedo
a tu evangelio,
cuando es profecía,
conflicto o exigencia.
Restaura los puentes caídos
que me aíslan
del hijo pródigo,
del samaritano golpeado,
del huérfano o de la viuda,
del fariseo ciego.
Libérame del ruido
que llena mis días
de promesas postizas.
Toca estas llagas
que solo tú ves,
Señor.

Abraza
las noches oscuras
del alma, y enciende
con tu fuego,
los parajes helados de dentro.

Si quieres, puedes.


(José Mª R. Olaizola, sj)

sábado, 10 de febrero de 2018

POR EL JAVALAMBRE



En lo más alto del Ragudo, esa especie de Farallón que separa Valencia de Teruel y que es como un peldaño que da acceso a la Meseta, quedan algunos restos del tiempo de la Guerra Civil Española especialmente lo que fue el duro fue frente de Teruel. Allí junto a unas trincheras y compitiendo con las altas torres de los molinos de viento, hay dos miradores de vigilancia. Desde allí se divisa toda la planicie que llega hasta Jérica. A tus pies, toda la comarca del Alto Palencia e incluso como si fuera un zócalo final la línea del horizonte del mar. Sin duda era un lugar estratégico y privilegiado para poder vigilar cualquier movimiento de las tropas enemigas.

Ayer estuve allí, atravesando todas esas tierras que en sus partes más bajas estaban salpicadas por la nieve y en las más altas, cubiertas totalmente. Es admirable ese paisaje tan adusto, tan austero y que está tan próximo a los valles, llanos y playas de Castellón y Valencia.

Fue un gran recorrido que realicé con un amigo al que  me une además de una gran amistad, la misma gran afición a la montaña, a la belleza de la naturaleza, al silencio de las cumbres. Fue un recorrido muy largo, casi siempre rodeados de nieve: Canales, Bejís, Navajas, las Cuestas del Ragudo, Barracas, El Toro, Manzanera, Torrijas, el nacimiento del río Arcos, casi en la cumbre del Javalambre y  regresar por la Serranía Alta. Muchos kilómetros, muchos paisajes fotografiados y el júbilo de estar en contacto directo con una naturaleza austera, sobria, solitaria y prácticamente desértica que aumenta, si cabe, el gozo de su hermosura.

jueves, 8 de febrero de 2018

LA LEJANÍA GENERACIONAL


Ayer estuve participando en las "Escholas Ciudadanía", una especie de programa educativo  para escolares promovido por la Iglesia. Acudí al colegio Pío XII donde estaban reunidos muchísimos alumnos de 4º de Secundaria para durante una semana realizar coloquios, encuentros y talleres sobre temas y valores educativos que a ellos les interesa y han elegido. A mí se me convocó como especialista para hablarles, en una especie de seminario, sobre el tema de la violencia de genero y el machismo tal como aparece en el cine (estereotipos, argumentos, filmografía, etc.). 

Aunque no salí muy satisfecho de mi actuación (quizá porque me avisaron con muy poca antelación y no conocía bien la metodología) sí que me hizo recordar viejos tiempos de cuando yo andaba dedicado en gran parte de mi vida diaria a la enseñanza en el instituto. Tampoco son tan viejos esos tiempos -harán unos ocho o nueve años-, pero ocurre que cuanto más mayor te haces, la vivencia del tiempo y su percepción son tan especiales... Sientes que el tiempo presente que se escapa rápidamente, como la arena que huye de tus dedos que agarras en un puño,  y el recuerdo del pasado aparece siempre muy vívido y otras como tiempo dilatado.


Pero sí que también sentí en esa mañana que estuve con ellos, durante la charla-coloquio, la sensación de una gran lejanía con estos chicos y chicas. La memoria salta a cuando tenías esa misma edad y ves con sorpresa y pavor la abismal diferencia que existe entre lo que viví con mi propia generación y las vivencias, experiencias y situaciones tan distintas de los que hoy son adolescentes. Aunque mi adolescencia fue algo especial pues la viví en un riguroso internado, supongo que algunas de esas experiencias serán las mismas aunque vividas de otra manera: la soledad, las expectativas y esperanzas, la curiosidad y el ansia de aprender y descubrir.

Al final te quedas con una especie de sentimiento de melancolía y nostalgia por el tiempo pasado pero a la vez te reafirmas de que, pese a las distintas dificultades y pruebas que te pone la vida,  tu tiempo también fue maravilloso. Dando gracias a Dios por la vida que has pasado, te sientes orgulloso y feliz de lo que viviste.

DELITOS Y FALTAS: PRISIÓN PERMANENTE REVISABLE.



Estos días hay una gran marejada política a raíz del tema de la prisión permanente revisable, que a raíz de algunos horrendos crímenes ocurridos recientemente, y cuyos autores han sido descubiertos, han provocado replantearse. Espinoso asunto, donde unos están a favor y otros en contra y donde las posturas políticas acomodaticias demagógicas y estratégicas y la primaria reacción social pueden jugar malas pasadas.

Sin ser expertos ni especialistas en derecho penal, todos entendemos muy bien que la sociedad tiene el derecho y el deber defenderse de toda amenaza que haga peligrar su pervivencia y sus derechos más fundamentales. Pero la penalización de todos los delitos y especialmente a los más graves, no debe ser una venganza ni una satisfacción desproporcionada a los ofendidos. También y nunca se debe olvidar que las monstruosidades que cometen los criminales están realizadas por monstruos…. humanos. Aunque oculto por el horror, debajo de la capa de maldad vive un ser humano. Poor eso esta cuestión del castigo debe ser estudiada y tratada con la mayor asepsia, con infinito cuidado.

La pena de muerte ha sido la pena mayor impuesta en muchos códigos penales, pero por fortuna es algo que va en retroceso ya en muchas sociedades en las que ha habido un amplio debate acerca de los aspectos éticos de tan grave medida: los sentimientos de venganza que produce en las familias de la víctima, la capacidad de conducir al
arrepentimiento a los sentenciados, los errores judiciales… Muchas películas han sabido plasmar en la pantalla con espíritu crítico y también con mucha angustia la situación que muchos hombres y mujeres condenados a la pena capital. Por ejemplo, “¡Quiero vivir!”, “El verdugo”, “Ejecución inminente”, “La milla verde”, “Pena de muerte”, “Sophie Sckoll, los últimos días”.

BAILAR EN LA OSCURIDAD 
(Dinamarca, 2000) de Lars von Triers
Selma, inmigrante checa y madre soltera, trabaja en la fábrica de un pueblo de los Estados Unidos. La única vía de escape a tan rutinaria vida es su pasión por la música, especialmente por las canciones y los números de baile de los musicales clásicos de Hollywood. Selma esconde un triste secreto: está perdiendo la vista, pero lo peor es que su hijo también se quedará ciego, si ella no consigue, a tiempo, el dinero suficiente para que se opere. 

Lars von Triers - niño terrible del cine- nos hace un filme con números musicales, con una gran profundidad en los personajes y que es a la vez una tragedia llena de un gran espíritu religioso y evangélico.

martes, 6 de febrero de 2018

HAMBRIENTOS EN EL CINE


(Nota no apta para los que en el cine se atiborran de palomitas)

¿Recordáis aquella secuencia de “La quimera del oro" donde Charlot se zampaba una bota cocida (los cordones eran como espaguetis) y se relamía de gusto? ¿o aquel compañero de cabaña que se imaginaba que él era un apetitoso pollo? 

Con gran frecuencia el cine nos ha mostrado el problema del hambre en el mundo no sólo cómicamente si no en todas las dimensiones trágicas que ésta tiene.  

Esta semana colaborando con la Campaña Manos Unidas Contra el Hambre en el Mundo, podemos recordar algunas películas más que memorables sobre este tema, como son “El pan nuestro de cada día”, ”Las uvas de la ira", “¡Viven!”, "La vida de Pi”, “Los Juegos del Hambre”… En Estados Unidos se hicieron muchas películas "hambrientas" en la época de la Gran Depresión.


Naturalmente, en el cine español de la posguerra muchas películas (como en los tebeos: recordad a “Carpanta”) mostraron la gran hambre que se pasaba en las ciudades. Citamos la entrañable película “Mi tío Jacinto”. Un reciente película,  bastante desconocida e incómoda por su temática, nos expone que también en España los jóvenes excluidos pasan hambre: "Techo y comida" es un sincero drama social dirigido por Juan Miguel del Castillo en el 2015. Dura y dolorosa, pero merece ser vista.

lunes, 5 de febrero de 2018

UN ANUNCIO A LAS AFUERAS


Ayer tarde me enviaban por WhatsApp una foto recién tomada de una valla publicitaria ubicada al borde de una de las vías de acceso a nuestra ciudad de Valencia. Como algunos pueden deducir por el edificio que se ve detrás, (el de viviendas privadas llamado "Cooperativa Espai Vert") está muy cerca del barrio de Benimaclet.

Lo que llama la atención es el tipo de mensaje que presenta: una cita de un texto el evangelista Juan que es uno de los más profundos de su Evangelio. ¿Cuál es su propósito?¿Quien lo propone? ¿Cuánto tiempo permanecerá ahí?

Desde luego, me parece una forma bastante insólita de anunciar el Evangelio. Y no me parece al estilo de los que pertenecen a la Iglesia Católica, más bien cosa de los Evangelistas. ¿Está bienclaro que ya hemos entrado en el periodo de evangelizar a los evangelizados?

domingo, 4 de febrero de 2018

LA BUENA NOTICIA DE MI DOMINGO


Adaptación de Mc 1, 29-39
Un día, Pedro invitó a Jesús y a sus amigos a comer a su casa. Pero con tan mala suerte que, cuando llegaron, la suegra de Pedro se había puesto enferma. Y ella era la que en la casa hacía todo. Vaya fastidio. 

El pobre Pedro, que era más bien un chapuzas para las cosas del hogar, estaba muy apurado, y además muy triste por su suegra. Pero Jesús, nada más llegar, la tomó de la mano y la curó. Fue una fiesta. Claro, todo el mundo se enteró, así que empezaron a llegar enfermos de todas partes para que les sanase. Y Jesús iba atendiendo a todos.

Luego, cuando ya estaban muy cansados, Jesús y sus amigos se fueron. Jesús se puso a rezar un rato, pues le gustaba hablar de las cosas del día con el Padre Dios. Pero casi no tuvo tiempo, porque sus amigos vinieron a decirle que todo el mundo le estaba buscando. Así que Jesús se puso otra vez manos a la obra y siguió recorriendo la región de Galilea, ayudando a quien se lo pedía.

(De RV, Niños)

viernes, 2 de febrero de 2018

CANDELARIA: EL ORGULLO DE SER PADRES



La fiesta de la Candelaria, el orgullo de ser padres

Hoy es la Candelaria, una fiesta muy popular y entrañable en nuestra Iglesia. También en la de Oriente, a la que llaman "Fiesta del Encuentro". Cuarenta días después de nacer, como ocurre a todos los primeros hijos judíos varones, el niño debe ser presentado y"rescatado" en el templo de Jerusalén. Y eso hicieron José y María, los padres de Jesús, como buenos ciudadanos para cumplir las normas establecidas de aquella sociedad tan constituida religiosamente.

Pero pasaron, como cuenta el Evangelio, muchas cosas. Mínimas pero importantes para unos padres ilusionados. Un pesado viaje en caravana, y un encuentro casi fortuito. Algo agradable y sorprendente y anónimo  que, aunque casi anecdótico, llenaría de satisfacción y alegría a aquellos padres novatos que acudirían como papás llenos de orgullo a presentar a su bebé en el templo. Unos abuelos salen a su encuentro y dicen cosas maravillosas y algunas desasogantes de aquel crío.


La fiesta de la Candelaria llamada así por las luces que se encienden en la liturgia tiene una orientación a la Virgen por aquello de la purificación, un rito que se hacía para bendecir a las mujeres después del parto, pero en verdad su sentido principal es la proclamación de Jesús como luz de todos los hombres  (también como bandera discutida). Yo la veo con otra motivación muy hermosa: es la Fiesta del Orgullo de ser padres.